miércoles, 22 de enero de 2020

Mácula

En órbita inconstante me sincronizo contigo en silencio. Mi ingravidez el resonante por la cual captas nuestro destino. Certeros de nuestra complicidad, aun siendo dos desconocidos. Tú la piedra colosal que cae a fuego en mi mundo como meteorito, yo esa estrella fugaz que cumple uno a uno tus delirios. Con la inestabilidad lunar, descubrimos todos esos defectillos; ninguno el apocalipsis final que quiebre nuestro existencial sentido. Dos galaxias improbables atraídas de casualidad, hasta el espacio que nos distancia es necesario en su lugar. Idílica formación alineada por el azar, ¿seremos destruidos de tan improvisto como el empezar? Mientras tanto sigamos orbitando, gocemos de éste nuestro imantar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. Gracias por cada comentario pero, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia los demás lectores.

Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...