miércoles, 15 de octubre de 2014

Microrrelato erótico (XII)

     Protegidos por gigantescos árboles que distraían con el movimiento de sus ramas empujadas por el aire deseoso de producir acercamiento entre nosotros. Reposando sobre un banco inclinado producto de un arrebato de originalidad que se quedó en un intento creativo. Un túnel blanco formado por vigas que dejaban libre el cielo oscuro de la noche por sus espacios entre sí nos apartaron de la zona por donde paseaba la gente del barrio. 

     Seguros, casi a solas a plena luz de la luna. Una llamada nos interrumpía, aunque no evitó que tu mano permaneciese en el elástico de mi ropa interior. Sonriendo, mirándonos, todo era como debía ser. La magia se adueñó de la pasión de nuestros cuerpos y nos fundimos en un beso largo y descontrolado. Mi cuello advirtió tu boca y un sobresalto acompañado de la aceleración de la respiración se activó en mí mientras esnifaba tu olor a través de tu cabellera larga. 

     Atrevida, mi mano improvisaba el desliz por tu escote descubriendo mundos de tu ser tabúes hasta el instante. Vivas hormonas vagaban decididas a descubrir todo lo que ocultaban las prendas más escondidas. Todos los besos empujaban a cumplir cualquier deseo sin importar nada más. El rozar en zonas erógenas conducían a lo inevitable. 

     Pero lo inevitable, a veces, no ocurre. Entonces todo se quedó de nuevo en deseo, en miradas repletas de sentimientos indescriptibles que dicen todo aquello que no se puede expresar con palabras. Ambos supimos que lo que no sucedió acabará siendo realidad. Sin decírnoslo pero sabiéndolo, nos alejamos del deformado banco satisfechos por, simplemente, tenernos el uno al otro y no necesitar más para darnos cuenta de que cada segundo vivido con anterioridad fue perfecto tal cual. Nada sobró, nada faltó, porque estuvimos unidos a nuestro modo.

Abel Jara Romero

lunes, 6 de octubre de 2014

Inicio de temporada 2014-2015

Con tres entrenamientos ya a las espaldas, esta temporada se presenta llena de cambios, progresos y motivación. Una de las grandes novedades es la independización como club. Por ello, pronto veréis nuevo nombre en la sección de este blog dedicada a este deporte. Como hemos hecho siempre, daremos el cien por cien de nosotros con la ventaja de que cada año estamos mejor preparados en distintos aspectos.

Además, ya se realizó el primer evento de la temporada el pasado 1 de octubre en el Puente del Rey de Príncipe Pío en la zona deportiva Madrid Río. Allí pudimos conocer e interactuar con otros deportes pensados y llevados a personas con movilidad reducida como fue el caso del Ping-Pong en silla de ruedas o el Boccia. También conocimos a deportistas de diferentes modalidades. Finalmente, el evento llegó a su fin con una pachanguita de Hockey en Silla de Ruedas Eléctrica que acabó siendo una mezcla de eso mismo mezclado con Hockey a pie en la que las normas no quedaban del todo claras. Más de uno creemos que no fue la mejor forma de promover el Hockey sobre Silla de Ruedas Eléctrica puesto que sin normas claras y dejando jugar a un tipo de colectivo que no pertenece al deporte, el espectáculo como tal de esta modalidad se perdió y, con él, la posibilidad de que los asistentes pudiesen disfrutar y conocer bien lo que es el espectáculo que ejercemos con esfuerzo, trabajo e ilusión.

Ya os traeré más noticias.

Abel Jara Romero
PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...