Páginas

martes, 15 de octubre de 2019

Tic-Tac


Tedioso sonido, amarga sensación al escucharlo. Rebotando entre las paredes de mi oscuro cuarto, vibrando con sus ondas como un dardo clavado. Maldigo ese ruido endemoniado, me enredo en mí mismo para callarlo. Es inútil, me invade por todos lados. Me ha poseído, parece sonar desde el mismo cerebro. El cráneo se ha convertido en la cúpula protectora, las neuronas en el resorte que se divierte sonando. Deseo llegar a su péndulo, me convenzo en que he de hacerlo. La constancia produce un estresante estado, la rabia me rinde a hacerme daño. Me araño los ojos, hurgo en las profundas cavidades nasales. Quiero tocar las manecillas, necesito arrancarlas con mis manos. Me miro al espejo, me observo sangrado. Herido, reflexionando, me pregunto cómo la ausencia cala en mí tanto. Me doy cuenta, tras mi reflejo, de lo que pasado: el reloj se ha parado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. Gracias por cada comentario pero, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia los demás lectores.

Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...