Páginas

lunes, 30 de mayo de 2011

Una vida sobre ruedas (5ªparte)

Como os prometí, la quinta entrega llega hoy lunes. Esta entrega irá sobre la metamorfosis que ha sufrido mi persona respecto a las creencias religiosas. Pero siguiendo con mi esquema cronológico, seguiré por donde lo dejé ya que es una buena continuación para hablar sobre el tema de esta entrada.

Un momento muy bueno en Lourdes fue cuando hice la comunión. No es que yo supiese mucho lo que estaba haciendo pero el hecho de que fuese algo al que tanta gente le daba tanta importancia me hacía sentir bien.


Para colmo, a la vuelta del viaje me organizaron otra comunión en Madrid y también en un lugar que no pasa desapercibido. Había hecho la comunión en un lugar especial para ello pero no se iba a quedar ahí la cosa. En Madrid, hice mi segunda comunión en la gran catedral de la Almudena con el cardenal Rouco Varela. Es curioso como alguien que acabaría siendo tan ateo como soy, fuese a hacer la comunión en Lourdes donde todos los creyentes desean ir y en la catedral de la Almudena con alguien de tanta importancia católica como un cardenal. Para mí, fue mucho más especial el día de la comunión en la gran catedral porque realicé mi comunión junto a mi hermano y asistió toda mi familia, cosa que no pasó en la comunión de Lourdes. En cualquier caso, como dije en la entrada anterior, lo que se vive en Lourdes es único. 

Esta entrada se la quiero dedicar a toda la gente que hizo posible que ambos días de ambas comuniones fueran tan especiales. Porque son y siempre habrán sido parte de un trocito de mi vida.  

5 comentarios:

  1. ¿Hiciste dos primeras comuniones?: bueno, la verdad es que el lugar y el personaje hacían que mereciese la pena ponerse otra vez el traje blanco: bonitos recuerdos.

    ResponderEliminar
  2. Vengo a conocer tu espacio Abel, pero veo que debo leer desde el principio para un correcto seguimiento de la historia. Intuyo que me gustará. Vuelvo mañana más temprano y te leo. Encantada de conocer tu espacio.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Ya llegué hasta ti y hasta tu historia. Complicada y hermosa historia. Veo que te gustan los perros. A mí también :D

    Y como dice una conocida mía, la discapacidad sólo está en los ojos que miran.

    Un beso muy grande, Abel. Bonito nombre.

    ResponderEliminar
  4. Hola Abel!!! como estás? recibo con cariño tu vista en mi blog,agradezco lo que me has contado de ti,y me parece excelente que veas la vida como la ves,al fin y al cabo tenemos una vida,unita sola,y lo mejor es tratar de no sufrir,sonreir,porque duele más todo cuando uno encima se deprime,a veces no se puede,pero cuando se puede eso es lo mejor! gracias por llegarte por mi blog,vendré por aqui,no regularmente pero desde ya te cuento entre mis amigos,es un placer conocerte!

    ResponderEliminar
  5. Se te veia muy feliz en tu comunión! para leerte bien un día de estos vendré con tiempo al las entradas anteriores,un abrazo!

    ResponderEliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...