Páginas

viernes, 3 de junio de 2011

Una vida sobre ruedas (7ªparte)

En esta séptima parte de lo que a la evolución de mi ser se refiere, hablaré de una de las etapas más duras de mi vida. Probablemente no pueda transmitir todo lo que sentía en aquel tiempo pero os lo describiré de la manera correcta para que os hagáis una ligera idea. Así que, empiezo.


En el año 2004, yo empezaba una nueva etapa de mi vida. Pasaba del colegio en el que había pasado diez largos años y del que me llevaría muchos recuerdos, al instituto en el que pasaría otra larga fase de mi vida.






Un año más tarde, en el 2005, me tocó vivir una etapa muy dura para mi persona. Se trató de la separación de mis padres. Fue un largo período de mucho sufrimiento en que todo lo realizado por ambos acaba perjudicando a los hijos. Lo más normal en esa etapa era estar cada día rodeados de lágrimas y quebraderos de cabeza. Tuve que cambiar mi habitual vida para que todo marchase lo mejor posible. Mis hermanos y yo nos tuvimos que separar durante esos seis meses que perduraron los procesos, ellos con mi padre y yo con mi madre en casa de mi tía. 

Cuando todo el proceso finalizó, mi madre y yo volvimos a casa junto a mis hermanos. Pero nada era igual, mi padre ya no estaba en casa. Es verdad que estaríamos mucho mejor sin vivir esas cosas que vivimos mis hermanos y yo de pequeños, sobretodo mi hermano y yo que eramos ya más mayores y nos dábamos cuenta de todo. Ya no tendríamos que aguantar más lloros por motivo de que no se entendieran mis padres. Ya no tendríamos que soportar más gritos y discusiones. 

Pero ahora nos tocaría aguantar otras cosas. Tendríamos que soportar no ver a mi padre entre semana. Tendríamos que soportar estar solamente un fin de semana con él cada dos semanas. Pero bueno, está claro que cuando acaba un problema y unas situaciones, empiezan otras. 


Esta entrada se la voy a dedicar, como no es para menos, a mi padre. Es cierto que todo es mucho mejor así, sin discusiones y sin sufrimientos, porque la situación ya era límite. Pero también es cierto que te echo de menos y me siento mal de saber que estás solo, sin tus hijos.

4 comentarios:

  1. Las cosas pasan por una razón, nada se queda al azar! un saludo grandeee!

    ResponderEliminar
  2. Dicen los que tratan esas cosas, que el estrés que sufre un hijo con la separación de su padre y su madre es más que cuando un trabajador es despedido de la empresa donde llevaba trabajando toda la vida: pero parece que tienes recursos para superar eso y muchas cosas más, y además con un precioso sentimiento de gratitud.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  3. Sophie sí las cosas pasan por una razón y mejor la separación porque la cosa estaba tomando una dirección... Así que menos mal que ocurrió aunque fue un proceso duro... pero todo es mejor así. Lo malo es eso que veo mucho menos a mi padre.

    José Luis pues sí tío mucho estrés pero haber es lo que tocaba... Hay que tener fuerzas para intentar que no te afecte más de lo que necesariamente te afecta. Y sí, ante todo hay que ser agradecido. Porque no hay que olvidar los buenos momentos que pasamos todos juntos aunque fuesen menos que los malos. Saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. Mis disculpas corazon ! como habia dicho muy linda la entrada, y en los conciertos todos se siente mas, es imposible que alguna cancion no te guste o no te llegue, <3 no habia leido tu nombre tampoco :$, cuidate :D

    ResponderEliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...