Páginas

lunes, 27 de mayo de 2013

Nuevo reto personal de Stephen Hawking

Y es que, a sus setenta y un años de edad, Hawking se ha propuesta la maravillosa meta de viajar al espacio. A pesar de su enfermedad, el sabio científico afirma que su estado físico no es un hándicap para conseguir cumplir este logro. Por el momento, ya se ha sometido a algunas de las pruebas para su preparación como es la de la gravedad cero.


He de decir que, como sabéis, yo también tengo una enfermedad compleja y que, por tener una fuerza de autosuperación constante, me identifico mucho con este gran hombre. El estar en silla de ruedas a motor no debe suponernos vernos más frágiles cuando nos miremos frente a un espejo. Ni tampoco debe de crearnos complejos ni inseguridades. Como bien dice Hawking, "la inteligencia está en la capacidad de adaptarse a los cambios". Y, como bien digo yo -sin pretender compararme con él-, "poder no depende de nuestra capacidad física o de lo que nos rodea, poder depende de la disposición interna de cada uno y, yo, ¡puedo!"

Pero es cierto, a pesar de haber conseguido más de lo que hubiese imaginado hasta el momento, aún me quedan muchos retos por delante para demostrarme que soy tan capaz como Hawking para conseguir lo que me proponga. Innumerables satisfacciones personales ha alcanzado él, la mayor, seguir viviendo feliz y aprovechando su vida día a día aprendiendo e interesándose por lo que poquísima gente se interesa. Así, en una de sus últimas conferencias, afirmaba tajantemente que el universo no ha necesitado un Dios ni un ser concreto para formarse. Y que, el cerebro es comparable a un ordenador, cuando deja de funcionar, todo se acaba. No hay nada más allá de la muerte.

Como digo, es un ser humano dotado de un intelecto admirable que me ha hecho pensar mucho desde que indago sobre él -confieso que lo hago desde hace poco-. Pero, éste intervalo pequeño de saber sobre él, me ha servido para plantearme y motivarme aún más en la vida, cosa que, hasta el momento, sólo había conseguido otro grande, Nick Vujicic. Ellos, tanto Nick como Stephen, son brillantes, seres humanos con valores increíbles que les han hecho vivir sin barreras atreviéndose e intentando las cosas una y otra vez hasta adquirir el propósito.

¿Y sabéis qué? Yo no sé si podré llegar a tanto como han llegado estos dos hombres pero, lo que tengo claro, es que ganas no me van a faltar para perseguir sin rendirme todo aquello que me ilusione, cada reto, cada meta, cada uno de mis sueños. Y no, no lo haré por el mero hecho de querer ser como ellos, intentaré conseguir mis propósitos por mí mismo, por demostrarme con cada satisfacción que... YO PUEDO.

Si Hawking puede, yo también. Algún día pisaré la Luna.

2 comentarios:

  1. jajajaja muy buena foto Abel. Lo mejor es tener metas en la vida. Algunas se consigues, otras no pero de todo se aprende. Lo importante es que sigas teniendo esa visión y esa motivación :)

    Patt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Patt. Quizá no se pueda alcanzar todo lo que nos proponemos pero algo bueno sacaremos de todos los intentos. Y, por supuesto, no dejaré de ser positivo y de estar motivado para luchar por lo que quiero.

      Un beso,

      Abel Jara Romero

      Eliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...