Páginas

domingo, 16 de septiembre de 2018

Trigésima primera poesía


"En vilo"

El sabor de una flor marchita,
la fragancia del sudor de su piel.
Una melodía distorsionada grita:
no me toques y te dejaré ver.

El miedo en su vertiente más gélida,
la incertidumbre del no saber.
Un retortijón en el estómago atisba:
la silueta del esperado ser.

El corazón en taquicardia,
un alma relegada a comprender.
¿Qué ocurre ante una circunstancia
donde hay tanto que perder?




1 comentario:

  1. Un título acorde al estado en el que dejas al lector, "en vilo". Un salto al vacío hacia nuestro miedo a esa pérdida, a enfrentarnos al ya no es, ni será, pero fue, fue vida vivida.
    Cómo se escapa ese amor como agua entre los dedos sin poderlo detener, mostrando que nunca fue nuestro que es libre y prestado en el tiempo. Nos dejas notas aromáticas, visuales y sonoras, nos haces sentir; la angustia, la impotencia, el amor... Sea cual sea el motivo por el cual esa persona ya no está, nos dejó un tesoro de recuerdos y como tal debemos protegerlo, aprender y brindarnos la oportunidad de hallarlo genuino otra vez.
    ¿Se puede pedir más que hacernos sentir y pensar con tres estrofas? No dejes de aportarnos, por favor. ¡GRACIAS!

    ResponderEliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...