Páginas

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Vigésima quinta poesía

"Feliz cumpleaños, abuelo"

Un cúmulo de fotogramas con audios
descubren en mi mente de nuevo tu voz.
Una voz ronca pero suave,
una voz que anhelo, tu voz, mi Dios.

No creo en seres divinos, en la iglesia, ni en la religión.
Sí en mi estro, en mi abuelo, mi inspiración sin condición.
Tu ausencia sigue dejando un resquicio a la nostalgia,
tus recuerdos, tu sabiduría, tu personalidad llena de amor.

Te llevo conmigo, abuelo, jamás te sacaré de mí.
Tus zapatillas juveniles, tus estilográficas, tus camisas,
ya no las perciben mis ojos, pero aún las veo sobre ti.
Gracias por tu legado, tus enseñanzas, tus sonrisas.

Abel Jara Romero


3 comentarios:

  1. Sí hay comentarios. Uno. El mío. Lo bueno de todo esto es que todos tenemos abuelos (o teníamos). Y todos los felicitamos o debíamos hacerlo como tú. Enhorabuena por tu poema. Y enhorabuena a tu (no)abuelo por su post-cumpleaños. Todo muy doméstico, muy familiar, muy entrañable, muy común. Eso, que todos teníamos abuelo. ¿Eso o "estro"?. ¡Vaya palabro! Cultismo, eruditismo, antigregarismo, vate alto o bate de béisbol, poetísimo, bardísimo. Pues resulta que estro viene del griego, pasó por el latín y acabó en castellano, así como suena:"estro". De tábano a aguijón, viró hacia tres significados del DRAE. Inspiración ardentísima (¡bomberos, please!), mosca, larva, parásitos internos, (¡veterinarios, please!), o período de celo o de ardor sexual de los mamíferos (¡please, los bomberos otra vez o una ducha de agua fría en ayunas u otra mamífera u otro mamífero ardiente o en celo!). No sé con cual de los tres quedarme. Pero me voy porque se quema algo o se quemará todo. Cordiales saludos, abel jara romero, Se te van a quemar las florecillas, la tomata o el tomate de la lata de Caracas que estaba tan verde en la mata. Vale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te respondo con lo que escribí en Facebook nada más leer tu comentario esta mañana:


      Despertar. Desbloquear el móvil. Abrir el correo. ¡Sorpresa! Un comentario en la última entrada de mi web, en la última poesía publicada. Me decido a leerlo. Mi mente capta sus numerosas líneas, estoy deseando descubrir la última pues para entonces habré descubierto las anteriores. Me llama la atención la forma de crear el comentario, me saca una sonrisa. Es poco habitual, es único, incluso puede resultar absurdo. Pero no, cada palabra va unida a la anterior y no se desvía de la base principal, comentar respecto a la poesía. Lo releo. Creo que es el comentario más original que he recibido desde que abrí mi página en 2011. Os animo a que leáis la poesía, cómo no, pero también el primer comentario en ella. Voy a ver si encuentro al individuo que lo ha escrito, merece cuanto menos una respuesta de tú a tú. Me encantaría hablar con un ser de tales características lingüísticas. Allá voy. ¿Te encontraré? Parezco Marco y tú mi madre. Pero ya tengo una y mi nombre es otro.

      ANTE TODO, GRACIAS.

      Eliminar
  2. De nada, Abel. Y sigue escribiendo. Y, ya sabes. cada uno, en el fondo, escribe sobre sí mismo. Mi nombre ya lo sabes. ¿El futuro? Aún está por hacer. Cordiales saludos.

    ResponderEliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...