Páginas

lunes, 22 de diciembre de 2014

Respondiendo a... mis lectores (I)

     En esta "II Sentimental Christmas Week" me he decidido a darme un poco más a conocer como regalo para todos vosotros, mis fantásticos lectores sentimentaloides. Y para ello, se me ocurrió que qué mejor manera de hacerlo que respondiendo a preguntas directas realizadas por algunos de los que me habéis leído o me leéis. Algo así como una entrevista en la que podréis descubrir diversos pensamientos y modos de sentir la vida de este chico lleno de energía e ilusión que cada año intenta superarse en cuanto a contenido para todos los que se molestan en leerme.

     Durante este evento que finalizará el próximo 28, habrá en total tres partes de este regalo así que estad atentos para las siguientes dos. Podéis dejar en los comentarios preguntas que podrán ser contestadas en las siguientes partes. Pero empecemos ya con esta, espero que os guste.


Si pudieras empezar tu propio negocio, ¿cuál sería?

Me gustaría montar un negocio que no me tuviese estancado en una sola actividad y que estuviese relacionado con la posibilidad de exteriorizar el lado más humano de las personas. Si a esto le acompañase el hecho de pertenecer dicho negocio al mundillo de las palabras, mejor que mejor. Por ejemplo, siempre me ha parecido interesante montar algo así como un consultorio para ayudar a las personas aconsejándolas e involucrándome en cada caso concreto. Creo que es positivo introducir en la sociedad servicios más humanos en los que lo superficial quede apartado y podamos sentirnos realmente libres de expresar cómo nos sentimos sin miedos ni tabúes. 
En cualquier caso, el sueño que estoy intentando cumplir de ser escritor reconocido, de conseguirlo, llevaría grandes pinceladas de esta base construida para aportar sentimientos y ayudar en las vidas de mis lectores. De momento, me siento feliz por lograr que desde este blog he podido y espero seguir pudiendo ayudar emocionalmente a ciertas almas. Muchas gracias a esas personitas que un post mío le ayudó, gracias por dejarme entrar en vuestras vidas mediante las palabras y los sentimientos.


¿Desde cuándo empezaste a escribir? ¿Tu mayor sueño? ¿Qué deseas que te depare el futuro? ¿Qué es lo que más te gustó al hacerte un blog? ¿Actor y peli favorita? :)

Cuantas preguntas en una misma, tendré que empezar a contestarlas... 

Escribir, desde siempre: recuerdo la de diarios que me he ido creando a lo largo de mi adolescencia y niñez. Aquellas páginas rellenas de tinta bañada en sufrimiento, amor y amistad que no quería que fuesen leídas mas que por mí mismo pero que, al final, todas fueron observadas por otras personas. 
En un blog, de manera más seria, enero del 2011. Empecé a leer muchos blogs, a interesarme sobre sus posibilidades y a comprobar lo que podría hacerse con uno y me dije ¡adelante, Abel! Desde su apertura, me di cuenta de lo increíble que es tener un lugar público en el que idear e innovar proyectos e historias y a día de hoy estoy convencido de que, sea cual sea mi futuro, este espacio no cerrará hasta mi marcha de la vida.

¿Mi mayor sueño? No hace mucho era el arriesgar mi vida en un laboratorio hasta que consiguiesen que puediese andar, pero se necesita mucho dinero... El futuro nunca se sabe lo que te puede traer pero espero que muchas sorpresas relacionadas con mis proyectos literarios que es una de las mayores motivaciones en mi vida, las palabras y el comunicar. Ahora mismo, mi mayor sueño es ser feliz y, sinceramente, la vida está recompensando mi pasado dándome un periodo largo de felicidad. Lo único que podría pedir es un poco más de salud para disfrutar al 100% todo lo bueno y hermoso que me ha pasado y tengo. (Sí, lector/a, te he respondido la segunda y tercera pregunta en una)

Al hacerme un blog me encantó, lo primero, ver las posibilidades de las que disponía y saber que me ayudaría a aprender más cosas por el empeño de optimizarlo (diseño, posicionamiento web, estilo narrativo, marca personal...). Pasado un tiempo, comprobar que interesaba lo que escribo. De hecho, esto aún es algo que valoro y siempre valoraré y agradeceré. 

Actor favorito...¡Will Smith! Peli favorita... Intocable.


Si eres consumidor de series, ¿en cuál de todas vivirías o pasarías algún tiempo?

Haría un popurrí de varias: viajaría hasta mi infancia para pertenecer al equipo de fútbol "Niupi" en el que forjar el sentimiento de compañerismo y amistad con el gran trío Oliver, Benji y Tom Backer. Después saltaría a toda velocidad hasta ser un miembro más de la derivada organización de superhéroes en "Smallville", la ciudad de los meteoritos y las rarezas donde lucharía contra los villanos terrestres y extraterrestres junto al enorme Clark Kent. Por último, prepararía mi silla de ruedas eléctrica de defensas originales e imbatibles rodeadas de todo tipo de armas para ir decapitando zombies en "The Walking Dead" (yo, personalmente, iría en busca de ciertos personajes poderosos, ahí lo dejo).


¿Qué es más fácil: olvidar o perdonar?

Pienso que, cuando algo te duele pero priorizas el cariño y lo bueno de esa persona, puedes perdonar por lo que te importa y significa para ti. 
Olvidar es más difícil, pues si te ha dolido siempre quedará un rescoldo de ese dolor, aunque sea en el subconsciente.

Ante todo hay que saber QUERER. 


¿Quién es tu jugador de fútbol favorito?

Cada día paso más del fútbol por amor a mi conciencia, ya que me parece inhumano hablar de tantos millones como se hablan en este deporte estando el mundo como está. Los propios jugadores, entrenadores, equipos e instituciones deberían replantearse el luchar por conseguir un modo de repartir todo ese capital a los que de verdad lo necesitan. 
Estamos en el siglo XXI y existe una desigualdad económica imperdonable: unos ganando una barbaridad y malgastando dinero, comida y demás... mientras otros MUEREN DE HAMBRE, ENFERMEDADES POR NO TENER RECURSOS Y VEN EL TENER UN HOGAR COMO UN PRIVILEGIO. ¡VERGONZOSO! 

Y no hablemos de otros recaudadores de millones además de los del fútbol que me enervo.


Yo, si tengo que apoyar a un deporte, recomiendo el Hockey en Silla de Ruedas Eléctrica. Además de porque estoy federado en él y pertenezco a un equipo, porque sus bases están levantadas desde los valores humanos y la autosuperación personal y en equipo. Y no, a nosotros no nos pagan por jugar, somos nosotros los pagadores para poder practicar el deporte. 



Si fueras un libro, ¿cuál te gustaría ser?

Me gustaría ser varios: "El pequeño vampiro" por su aportación al valor de una amistad entre seres desiguales. "Guardianes del infierno" por la evolución personal y emocional de su protagonista. "Los pilares de la Tierra" por la lucha por los sueños por complejo que te lo ponga la vida. "La sombra del viento" por el empeño de descubrir aquello que intriga sin permitir dejarlo simplemente en el olvido. Y, por supuesto, "Underwater Terror" por ser mi primera creación publicada en la que expuse a personas derivadas en personajes a las que tengo un cariño especial. 


¿Qué piensas del BDSM?

Creo que, en su estado más moderado, puede ser divertido si acompañas el sexo con una pareja con la que te entiendas y confíes. Ahora bien, cuando deja de ser moderado y es dolor por dolor, ahí ya deja de ser sexo para convertirse en agresión.

Hay que satisfacer a la pareja y experimentar con ella mediante el cariño y el placer, no desde lo desagradable, el puro consentimiento y la sumisión.


¿Cuál ha sido el mejor momento de tu vida? ¿Por qué?

El mejor instante de mi vida fue el día de la presentación de mi primer libro publicado en el 2012. Ese día fue redondo y no por el mero hecho de haber publicado y presentar mi primera obra, sino porque todo salió tan redondo que parecía un sueño irreal: gente que no esperaba apareció, desconocidos acercándose a escucharme, mis nervios se evaporaron estando más de una hora y media hablando, me sentí cómodo a la hora de responder preguntas... ¡Sublime!


¿Qué es eso que reprimes pero te libera? ¿Qué es eso que te libera pero te condena? ¿Qué es eso que te condena pero amas?

El amor es la respuesta a todo: lo reprimes por temor pero te acaba liberando cuando llega la persona adecuada; Entonces, una vez liberado ese amor, acabas de condenarte a estar con esa persona eternamente (o a intentarlo); Pero en el fondo, amas que amar sea una condena porque lo que vives y sientes con ese sentimiento es irrepetible e indescriptible.


Escribe un texto con las palabras: libros, zapatillas, fantasma, Frankenstein, barco, cementerio y Australia

Ella estaba frente a la tumba de su padre aquella noche en la que lo presenció todo... Cada año tenía como promesa dormir junto a su lápida, siempre el mismo día, el día en el que cumplía años. Ella quería convencerse de que así no le olvidaría pero, en su interior, sabía que era sólo una excusa para no admitir del todo que ya no estaba vivo.
Esta vez, llevaba consigo un libro en el que se contaban las aventuras que un barco sufría en todos sus viajes hacia los distintos puntos del mapa. Y es que, el padre era un empedernido de la lectura y, por ello, nuestra protagonista acostumbraba a leerle cada año uno de sus libros favoritos. Aunque, probablemente, la noche de este año destacaría entre las de años atrás pues sucedería algo que le haría replantearse el volver dentro de 365 días.
Como bien he dicho, se encontraba en el cementerio donde residía ahora su padre, leyendo con una tonalidad de voz media que, a veces, desentonaba por culpa de algún bostezo que indicaba sueño, mucho sueño. De pronto, su cuerpo se alarmó dejando a un lado las ganas de dormir junto al libro para darse la vuelta y ver que sería lo que había escuchado tras de sí. Hace un par de segundos oyó como si alguien hubiese pisado uno de los montones de hojas secas que tenía a su alrededor. Ya estaba inquieta pues al darse media vuelta no vio a nadie.
El sueño ya no sería un inconveniente pues el temor lo estaba sustituyendo. No quería separarse de la tumba de su padre pero algo que observó hizo que lo hiciese. Estaba advirtiendo una zapatilla a unos pocos metros y la curiosidad no la dejó conservar su posición. Fue a por ella. Pero cuando se acercó, divisó también la otra, era un par de zapatillas con los cordones bien lazados. Unas zapatillas que no estaban cuando ella llegó. Y justo, ahora que había escuchado algo, allí se encontraban. Al principio pensó que al verla allí de madrugada, alguien podría haberse asustado y echar a correr. Pero, ¿acaso no sería de una torpeza extrema perder ambas zapatillas? Una vale, a todos le puede pasar, más aún sintiendo miedo, pero las dos... Más tarde descartó otra posibilidad: que para correr de forma más eficaz decidiese descalzarse. ¿Quien iba a reaccionar así estando poseído por el miedo?
Finalmente, tras pasar demasiado tiempo recreando posibles motivos para explicar lo que hacían allí ese par de zapatillas, decidió volver junto a su padre para seguir leyendo los viajes de aquel barco que ella había abandonado cuando navegaba cerca de Australia. Pero ahora surgía otro problema que le volvía a meter el miedo en el cuerpo: el libro ya no estaba. Ahora se encontraba sin el libro y con un par de zapatillas en la mano.
Unas risas oyó entonces, unas risas con demasiado eco. El miedo era un sentimiento bueno comparado con lo que ella sentía ahora. La leyenda que albergaba ese pueblo y que nunca había creído, la estaba viviendo en sus propias carnes. El fantasma de las zapatillas existía y como bien había oído se parecía a Frankenstein.


     Y esta es la primera tanda de preguntas que me habéis hecho algunos de vosotros. ¿Qué os ha parecido? Ya sabéis, si queréis hacedme alguna cuestión ¡queda la ronda abierta!




2 comentarios:

  1. Muy interesante! un beso cielo! Nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. Hay muchas cosas que no sabía sobre tu manera de pensar...
    (¿) Interesante la historia del fantasma (?) Jaja no sé por donde cogerla lo siento...
    Pero aún así buena sección y buena entrada para saber más sobre tus ideas

    ResponderEliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...