Páginas

sábado, 27 de diciembre de 2014

Entrevista a Alejandro Quintana



Para quien no sepa quién es este gran artista, motivador y ayudante para cumplir sueños, les pongo al día...
Alejandro Quintana es el fundador del proyecto “Oficio de Escritor”. Una iniciativa basada en la ilusión de aportar herramientas, técnicas y conocimientos a personas con expectativas de llevar sus creaciones más allá del cajón del escritorio. Además, es una idea que incrementa el ánimo de escritores noveles no sólo por lo que puede llegar a conseguirse profesionalmente, sino porque también enseña y guía a llevar una vida personal complementando a la perfección el oficio de escritor.
A lo largo de la ronda de preguntas y respuestas descubriréis maravillas de esta enorme persona. Si es lo que quieres, que tu cerebro no cese en la idea de seguir leyendo hasta el final:



Bienvenido a mi espacio virtual sentimentaloide. Es un placer tenerte aquí y que hayas aceptado para el día estrella de esta “II Sentimental Christmas Week”. Espero que disfrutes y te sientas cómodo con cada una de las preguntas. Comencemos...


Ya que eres tú el culpable, cuenta un poco a los lectores de este rincón... ¿Qué es el Oficio de Escritor? ¿Qué lo diferencia de otros proyectos que pretenden, como este, llegar a transformar  a noveles en escritores reconocidos?

El Oficio de Escritor es un proyecto personal con el que quiero ayudar a aquellas personas apasionadas por la escritura a transformarse en escritores. La palabra “transformación” es la clave, porque ser escritor no va de saberse unas técnicas de escritura y narrativa. A diferencia de otros, defiendo que antes de publicar, es necesario que la obra merezca ser leída. Lo demás son mentiras para exprimir el dinero a los escritores noveles.


Ahora este modo de enseñanza, que al final también lo es, forma parte de ti y de todos tus alumnos, pero ¿cuál fue el arranque, la chispa que encendió la mecha de la idea? Explica el por qué y el para qué de éste tu proyecto.

El arranque me lo proporcionó la insatisfacción de un negocio que inicié. Si no disfrutas con las cosas que haces, y las haces solo por ganar dinero… mal asunto. El por qué, entonces, sería porque quería dedicarme a algo que me hiciera feliz. El para qué es algo que va más allá… digamos que siento la responsabilidad de ayudar a otros a alcanzar sus metas con lo que yo sé. Me gustaría hacer de este mundo un sitio mejor y creo que esa es mi manera de lograrlo.


Como es obvio, te mantienes siempre unido a los libros y a la literatura en general. ¿Has estado desde tus primeros recuerdos enlazado constantemente al mundo de las palabras o hubo un desencadenante en un momento concreto de tu vida que lo provocase?

Uno de los recuerdos más gratos que guardo es el de mi abuelo enseñándome a leer con el periódico. Cuando llegué a la escuela ya sabía leer y casi escribir, pienso que eso me inclinó hacia las letras… tuviera una predisposición natural o no.


Eres, también, un apasionado de los cursos y estos han marcado de alguna manera tu estilo de vida ¿es así? ¿Eres más de cursos presenciales, online o sin preferencias? Desde tu punto de vista y tus experiencias, ¿qué ventajas e inconvenientes tiene el aprender mediante cursos frente a los estudios académicos oficiales que tanto nos insisten desde pequeñitos realizar?

Creo que los cursos presenciales son mejores. Estar cara a cara frente al profesor y conocer a otros compañeros es algo que el mundo virtual todavía no ha podido igualar. Ahora bien, los cursos online tienen muchísimas ventajas que una formación presencial no puede ofrecer. Evita desplazamientos imposibles y permite aprender al ritmo de cada uno, por ejemplo. Respecto a los estudios académicos, creo que son importantes siempre y cuando no se centre toda la validez en el título. Los diplomas están bien, pero nunca son garantía de nada. Lo único que marca la diferencia es pasar a la acción y aplicar lo aprendido de manera práctica y eficiente. Eso no lo proporciona un título, pero sí algunos cursos no reglados oficialmente.


Y ya que estamos en el tema de que podemos, o no, estar influenciados por una serie de normas que estaban ahí antes de siquiera nacer, ¿cómo crees que afectan éstas a nuestras vidas respecto a la libertad de proponerse metas y perseguir sueños? ¿Se siente libre Alex Quintana?

Me siento libre porque la libertad consiste en la convicción de estar cumpliendo un objetivo en la vida acorde a lo que uno es, siente y piensa. Vivir de acuerdo a la intuición y la convicción personal. Los sueños que uno persigue son el cartel luminoso con que la vida nos dice “es por ahí”. Ese camino no siempre es el más práctico o el más racional, por eso choca a menudo con las normas establecidas.


Y dentro de lo que cabe ¿qué aprecias más de tu libertad? ¿Y lo que menos? Cuenta, si quieres, alguna anécdota especial que te haya dado un chute de libertad inmensa y otra que te la haya arrebatado.

Recuerdo el día que salí del taller de reparación de coches del cual me había despedido. No sabía aún qué iba a hacer con mi vida, tan solo tenía claro lo que no quería… pero esa sensación de libertad, o de haber dado un paso incierto hacia ella, me causó ese vértigo tan característico que da el tomar las decisiones con el corazón, mezcla de alegría y miedo. Luego tuve que aceptar trabajos que no me satisfacían en absoluto para pagar facturas y es una sensación de derrota. Pero la vida se compone de muchas batallas y no se pueden ganar todas.


Aprovechando que estamos en el ámbito del cómo te sientes y que esta entrevista es publicada en un mundo virtual repleto de sentimientos, revélame a mí y a mis lectores algunos sentimientos confesables pero destacados y de gran valor que alberga actualmente tu interior. ¿Qué es para ti la felicidad? ¿Se puede desarrollar o viene y va cuando quiere como si tuviese vida propia?

Igual que se puede desarrollar la tristeza y el pesimismo con pensamientos negativos (esto no es para mí, no podré hacerlo, nunca llegaré a nada, por qué habré hecho/dicho/pensado esto o lo otro…), se puede desarrollar y trabajar en favor de la felicidad con el pensamiento positivo. Si nos creemos lo malo ¿por qué no podemos creernos lo bueno? Es la misma corriente de pensamiento pero en otra dirección. Para mí, la felicidad es la aceptación de que todo está bien, todo es perfecto, todo es como debe ser. En el momento que deseas que tu realidad sea diferente a la que es, serás infeliz. Si no estás conforme a tu realidad, lo que puedes hacer es trabajar para cambiarla. ¿Sentimientos confesables? Me hace feliz, muy feliz, motivar a otros para que se decidan a perseguir sus sueños.


Ante un bache emocional por cuestiones ajenas a la persona que lo sufre, ¿qué armas aconsejarías que se utilizasen? Y en el caso contrario, ¿cómo se debe encajar el éxito para seguir manteniendo la cordura?

Creo que la palabra clave para muchas cosas que suceden es “aprendizaje”. Tanto lo positivo como lo negativo adquiere otra dimensión y se ve muy diferente cuando integras el aprendizaje en tu vida. Algo que parece muy bueno, a la larga puede no serlo tanto… y a la inversa, cuando sucede algo malo, muchas veces se demuestra que ha sido para bien. Para mantener el equilibrio tanto en la adversidad como en la bonanza, es bueno extraer una enseñanza de todo.


Por último respecto al universo sentimental. ¿Cuáles son para ti los mejores y los peores sentimientos que posee el ser humano en lo más profundo de sí mismo? ¿Crees que sabemos aprovecharnos de los buenos sentimientos para seguir evolucionando o que los peores sentimientos se aprovechan de nosotros para destruirnos?

Los conflictos llegan cuando los sentimientos que a unos les hacen sentir bien, a otros les hacen sentir mal. Cuando predomina el mal, es porque predomina el egoísmo. Cuando predomina el bien, predomina la empatía. Cuando el ser humano comprende que lo que hace a otros en realidad se lo está haciendo a sí mismo, evoluciona. Realmente el problema de cada ser humano no es el bien o el mal, es la ignorancia de este principio.


Volvamos de nuevo a tu zona de confort. Sé que el cine es otra rama artística que llama tu interés, ¿a qué se debe? ¿Qué es lo que más atención capta de ti el séptimo arte?

Creo que de alguna manera, el cine es algo que gusta a todo el mundo (siempre habrá la excepción que confirme la regla), porque a todo el mundo le gusta que le cuenten buenas historias. Y como es un arte que se aproxima mucho a la realidad gracias a la fotografía en movimiento, el nivel de implicación con los personajes es alto. El cine es como fisgonear. Desde la oscuridad de una sala somos testigos de las intimidades de otras personas. Puede decirse que el cine combina dos pasiones del ser humano: las historias y el cotilleo, el observar sin ser vistos.


Pregunta obligada: ¿Qué director, productor y actor cinematográfico es tu preferido?

Imposible responder de manera concreta… por decir algunos de ellos, nombraré a King Vidor, director clásico que tiene obras maestras del cine mudo y de la primera mitad del S. XX. En la actualidad, pueden verse obras maestras del cine moderno en las películas de David Fincher o Darren Aronofsky… pero si me preguntas lo mismo otro día, mi respuesta tal vez será diferente.


Reto: De las películas más actuales ¿podrías nombrar alguna con gran contenido artístico que sirva como fuente de inspiración? Y más difícil aún ¿una en la misma línea pero que se haya popularizado mucho?

No sé si serán muy actuales porque no sigo las novedades de la cartelera o del circuito independiente, pero puedo decir algunas que he visto hace poco y pueden responder al reto. Tenemos que hablar de Kevin (directora  Lynne Ramsay) me pareció una gran película, con forma y contenido digamos no comercial. Una en esa línea que se popularizo porque ganó un Oscar no hace mucho es La gran belleza (director Paolo Sorrentino), como si Federico Fellini hubiera resucitado.


En el cine, en muchas ocasiones, lo que triunfa es lo más comercial. ¿Crees que pasa tan bestialmente esto en la literatura?

Por supuesto. Toda forma de arte puede convertirse también en una forma de entretenimiento… y por tanto en negocio. La llamada cultura de masas no es más que un gran negocio. Lo que termina por imponerse es el mercado, el comprador, el que paga con dinero contante. Y se le puede influir con marketing y publicidad. Llegado a este punto, la calidad es lo de menos.


El gran debate... ¿Eres más de e-Book o libro en formato papel? Y a la hora de crear, ¿papel y bolígrafo, o pantalla y teclado?

Soy más de libro impreso, aunque reconozco las enormes ventajas y la gran revolución que supone el eBook. Actualmente, estoy en proceso de adaptación al formato electrónico. Para crear confío en la tecnología, porque permite mucha rapidez al fluir con mis ideas… aunque sigo tomando apuntes y anotaciones con mi libreta de siempre y un boli. Cada cosa tiene su momento y lugar.


En relación a lo anterior, ¿cómo crees que afecta la tecnología hoy día en la vida de un escritor?

La revolución es tan grande en ese sentido que carezco de perspectiva para abarcar todas las consecuencias y ramificaciones. Estamos justo al inicio de un cambio de paradigma, un nuevo concepto del libro y la creación de contenido que no se daba desde la aparición de la imprenta. Lo que sí puedo decir es que se publica demasiado y demasiado aprisa. Como he dicho antes, el trabajo principal de un escritor es hacer que su obra merezca ser leída y publicada. Pero con las nuevas tecnologías, lo que se publica es una cantidad inmensa de basura que no merece el calificativo de libro.


Curiosidad: ¿Tienes alguna colección especial de algún objeto relacionado con el arte de la escritura o incluso libros de un autor concreto? Comparte con nosotros tu autor favorito e intenta expresar por qué ese y no otro.

Siempre he dicho que cuando me lo pueda permitir, coleccionaré máquinas de escribir. Es un objeto fetiche para mí, guardo muy buenos recuerdos de mis inicios como escritor tecleando en una de ellas. En cuanto a libros, tengo todo o casi todo lo que han publicado José Saramago, Gabriel García Márquez, Chuck Palahniuk, Javier Cercas, Hanif Kureishi y algún otro. No es que tenga un favorito, todos ellos me gustan, pero si tuviera que elegir un libro sería Cien años de soledad, de García Márquez. Lo he leído varias veces y lo volveré a leer. Me parece una obra cumbre de la literatura universal y tenemos la suerte de poder leerla en su idioma original.


Para terminar, deja enlaces de dónde pueden encontrarte y qué servicios y cursos ofreces actualmente.

Gracias, Abel. Mi blog es www.oficiodeescritor.com donde podéis encontrar consejos sobre técnica narrativa, publicación y promoción de obras y autores. Está disponible para descarga gratuita mi eBook “Cómo publicar tu libro sin que te engañen”. Al descargarlo, automáticamente tenéis acceso a la Consultoría Editorial Express.

En la actualidad, os podéis inscribir en mi Taller para el Desarrollo Integral del Escritor y podéis ver aquí el temario completo y lo que dicen de él quienes ya lo están siguiendo: http://www.oficiodeescritor.com/taller-literario-oficio-de-escritor-3/

Y de vez en cuando me da por lanzar el Reto Nueve Semanas Y Media, en el cual durante ese tiempo, diez personas escriben una novela con mi apoyo directo, vía online.
      
Por supuesto, también se puede contar con mi asesoría privada para escritores independientes, en la cual valoro textos y aconsejo la mejor vía de acción a la hora de publicarlos y promocionarlos: http://www.oficiodeescritor.com/informe-de-lectura




Como todo en esta vida, esta entrevista ha llegado a su fin. Pero como persona positiva que me considero, espero que los caminos de ambos se vuelvan a cruzar para futuros proyectos conjuntos y de mayor peso y duración, pues sería muy motivador. Muchas gracias de nuevo. 

Gracias a ti, Abel,  yo también espero esos proyectos en común, un abrazo.




1 comentario:

  1. Es interesante las preguntas que haces, profundas y reflexivas nada de cotilleo y privacidad como las que se pueden encontrar normalmente por ahí... Y Alejandro, tengo una máquina de escribir que fue creo que de mi abuelo o de mi bisabuelo y que acumula polvo en el desván de mi casa de campo (ahora que tenemos ordenadores e impresoras no se usa) así que cuando empieces la colección podría regalártela si mi padre me lo permite (jaja)

    ResponderEliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...