Páginas

lunes, 16 de septiembre de 2013

Vuelta a entrenar


Tras unos meses de descanso, ayer me reincorporé al equipo con todas mis ganas, mis fuerzas y mi concentración. El calor nos abofeteaba casi literalmente produciéndonos coloretes en el rostro. Con el paso de los minutos y de los ejercicios, el agotamiento se iba incrementando. Pero la ilusión de volver a la pista, la alegría de verme de nuevo entrenar junto a mis compañeros y la motivación de esforzarme para demostrar mi valía, fueron factores determinantes para darlo todo.

Algunas novedades se dejaron ver. La más destacada, el nuevo entrenador, Omar. Con él pulilemos esta temporada -y esperemos que muchas-, nuestra técnica, visión de juego, la comunicación interna y demás para que se note el progreso del equipo. Se le percibe involucrado en el equipo y nosotros nos involucraremos con él y con sus métodos de juego. Desde aquí, le doy mi gran BIENVENIDA al equipo.

Respecto a cómo me sentí en el entrenamiento -igual que en la temporada pasada, haré este tipo de autocríticas cada lunes-, decir que observé puntos claves en los que debo insistir por cuenta propia y en los entrenamientos. Uno de ellos, los giros bruscos con pelota en los que existe el mayor riesgo de pérdida de bola. Al ir a una velocidad alta y tener que cambiar de dirección bruscamente, la bola se me suele ir larga o me veo en la obligación de hacer una mayor distancia para seguir con la pelota en el stick y haciendo el giro más abierto. He notado que, para esto, debo tener una posición concreta sentado en la silla que, a la mínima de ser cambiada, me resta fuerza y habilidad. Con el tiro a puerta pasa algo parecido, la comodidad en la silla es esencial e imprescindible.

Por lo demás, me vi bastante capacitado para intentar llegar a sorprender al equipo, al entrenador y a quien me proponga. La agilidad y rapidez (dentro de lo que me permite la propia silla) fue lo mejor ya que es mi mejor baza, pues sé que ir siempre al límite en mi vida cotidiana ha hecho con el paso de los años que conduzca y maniobre casi a la perfección.

Decir que estoy concienciado en ir positivo, enérgico y centrado a cada entrenamiento.

Espero que vosotros, mis lectores, con mis autocríticas también vayáis notando mis progresos y comentando o preguntando posibles dudas de este deporte.

El próximo lunes os traeré una nueva entrega de mis autocríticas.

¡Saludos!

2 comentarios:

  1. ¡Muy bien, Abel! Hay que saber mirarse a uno mismo y saber hacer una auto crítica sin echarnos por tierra claro.
    Me alegro de que estés tan motivado.
    Un besito. Patt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus comentarios, Patt. Sé reconocer mis errores y vigilar en lo que debo mejorar, tanto como jugador individual como para ayudar al equipo. Obviamente, también sé darle mérito a mis logros y a mi trabajo físico y mental. Seguiré con esas ganas de estar en activo en distintos campos.

      Un besazo enorme,
      Abel Jara Romero

      Eliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...