Páginas

martes, 21 de mayo de 2013

Tes yeux me crient

     Extraño, es muy extraño. No sé qué es lo que ocurre pero me empiezo a preocupar. Parecen como los del resto de la gente, pero los tuyos, los tuyos tienen algo sobrenatural. Tus ojos me imponen, me hipnotizan, me adentran en un mundo paralelo. Un lugar al que no logro llegar del todo, sí, también tienen el inevitable punto misterioso.

     Levito e incluso volamos juntos a pesar de tener los pies en el suelo. Es gracias a ella, tú lo sabes, es especial y necesaria para el ser que habita dentro de mí. Tu mirada es mi latido, un fuerte torrente de agua inventada que sacia la sed de mis pupilas.

     Ojalá no se aleje nunca demasiado, seria destructible para mí. Esa mirada, esos ojos, son el compuesto perfecto de la faz de la Tierra. No hay nada superior a esas dos creaciones, la naturaleza y el azar fueron muy inteligentes al hacer posible que yo pueda percibir todo aquello que transmiten tus ojos. Odio verlos llorar por sufrimiento, pero hasta las lágrimas expulsadas son muy hermosas. Más bellas son aún cuando brotan siendo culpable la felicidad, entonces, son las lágrimas perfectas e irreemplazables que jamás han existido.

     Quiero que me persiga eternamente en el largo camino de la vida, sé que siempre me acompañará. Pues bien sabes que aunque algo pasase, de mi mente no podría eliminar tal preciosidad. Y así, por muchos obstáculos e impedimentos que puedan surgirme, sé que con tan sólo recordar esos ojos de loto, podré hacer frente con fuerza y valentía a todo lo que me depare el porvenir. 


10 comentarios:

  1. Primero, he de decir que sí, que me ha gustado. No entusiasmado, la verdad, pero eso ha sido porque ha habido una cosa que me ha... Chirriado. Más bien es una opinión propia, desde luego, y yo he entendido lo que has escrito de esta manera que te diré: Resulta que dices que los ojos, cuando lloran por sufrimiento, los odias, pero no odias sus lágrimas.
    Puedes intuir lo que quiero decir, ¿no?
    Lo siento mucho, pero las lágrimas de unos ojos que lloran de puro sufrimiento no pueden ser para nada "hermosas"... Yo esas lágrimas me las imagino como espejos que reflejan ese dolor que las origina y seguro que es algo temible para esa persona como para considerarlo (yo) como hermoso, no me cabe en la cabeza.
    Siento haberme extendido pero quería darte mi opinión bien dada.

    Un abrazo,
    Lady Blown.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es el tipo de comentario que más me agrada recibir. Aquél que me aconseja o me advierte de cómo siente alguna frase la persona que lee el post.

      Comprendo perfectamente tu punto de vista y estoy de acuerdo pero, desde mi ver, voy más allá del origen de las lágrimas -aunque es cierto que concreto el motivo-, intento reflejar que, por el mero hecho de ser expulsadas de esos ojos de esa persona especial, ya me resultan hermosas. Porque es bonito también el compartir el sufrimiento con alguien, saber que tienes un apoyo incondicional con quien no temes mostrar todo lo que sientes. Y eso, también es importante. Obviamente, el dolor y el sufrimiento de esa persona no es para nada agradable ni hermoso, pero el punto de que pueda contar conmigo para desahogar ese malestar, ese gesto, sí que lo es y a eso me refería. Quizá pude expresarlo mejor.

      Te repito, gracias sinceras por tu comentario.

      Un abrazo,
      Abel Jara Romero.

      Eliminar
  2. ''Tus ojos me gritan ''.
    Buen título para este pequeño relato-desahogo. Me gusta bastante como escribes, y ya te lo dije :)
    Un beso.

    Raúl.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá ha sido algo breve para lo que os tengo acostumbrados en este tipo de escritos -y a lo que me tengo acostumbrado a mí mismo-, pero así ha surgido. Me alegra que te haya gustado y que siga haciendo que se conserve el que te llame la atención de alguna manera mi forma de escribir y expresarme.

      Es bonito saber que lectores habituales se siguen quedando y siguen leyendo. Muchas gracias.

      Un abrazo,
      Abel Jara Romero

      Eliminar
  3. Geniales tus palabras, imposible olvidar esos ojos que nos roban la mente y el alma..no dejes de escribir, saludos para vos!!n.n

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, una mirada o las sensaciones que pueden transmitir unos ojos, nos invade el interior por un largo intervalo de tiempo. Gracias por tu comentario.

      Un saludo,
      Abel Jara Romero

      Eliminar
  4. Hola, Abel.

    Un tiempo sin pasarme, lo sé.
    Intentaré dar mi más sincera opinión, pero ya sabes que opino acerca de ciertas cosas que hemos hablado y de que estoy segura de que no has echo, pero sé que este no es él lugar para hablar de eso. Pero voy a decirte que si no quieres que se desvelen ciertas cosas, tengas cuidado con las fotografías, pueden ser más explicitas que incluso las palabras. Creo que sabes a que me refiero.
    Ahora bien, tengo que darte las gracias, por usar mi foto de portada, me a echo sonreír y estando con catarro y casi sin poder respirar prácticamente a sido lo más sorprendente de mi día.
    También decirte que sé, estoy completamente segura, qué has echo poesías mejores que está, también sé que has echo otros escritos con más sentimiento, por ejemplo, los de tu abuelo. O al menos, eso me transmitió a mi, en su momento. Ahora, tampoco digo que sea malo o carezca de sensaciones, por que no lo hace, solo que podría a mi entender, ser más... ¿pasional?
    No sé si es esa la palabra adecuada.
    Bueno y ya acabando, entiendo a lo que se refiere el primer comentario sobre el odio en el sufrimiento en los ojos de "esa persona especial" sin duda, yo también odiaría que se sintiera de esa manera, pero también amaría sus lágrimas, que serían una forma muy buena, de expulsar ese tormento y dolor. También sé a que te refieres a que ves sus lágrimas hermosas a un qué no lo parezcan, siempre que sea de esa persona, será especial. ¿Cierto?

    Un besazo, espero volver hablar contigo pronto.

    Serela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Serela.

      Sí que se ha notado tu ausencia por aquí, sabes que muchos de tus comentarios me han hecho reflexionar mucho. Y estoy seguro que así seguirá siendo con la mayoría de los que vengan.

      Con este escrito -que no es poesía-, es cierto que me podía haber explayado más tratándose del tema miradas y ojos. Puede que le falte más pasión, no siempre puedo estar al cien por cien aunque sé que debería... Pero sí que es verdad que, como siempre, me he intentado llevar por los sentimientos. Como digo, no se puede exteriorizar cada día de la misma manera y a mí es al primero que le encoraja eso.

      Supongo que todo aquello que sea o tenga alguna relación con esa persona especial, lo idolatraremos viendo las imperfecciones perfectas.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un besazo,
      Abel Jara Romero

      Eliminar
  5. No sé cuándo, cómo, ni por qué oí esta frase, pero desde luego, me gustó: "Los ojos son el reflejo del alma". Quizá haya dicho una tontería y el refrán no es así, tampoco de eso estoy seguro. Lo que venía a decirte es que la profundidad que le das a las palabras me asombra, muchísimo. No mencionas la pasión y te limitas a ser sentimental. Y eso se aprecia (hoy en día...).

    Me ha encanta, de verdad.

    Besos,
    HTR.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También es eso lo que, en ocasiones, se puede transformar en error, el ser fiel a mis sentimientos y exteriorizarlos de una forma natural. Me alegra que, pese al riesgo que eso conlleva, siga gustando lo que escribo.

      Muchas gracias.

      Un abrazo,

      Abel Jara Romero

      Eliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...