Páginas

martes, 5 de marzo de 2013

Humanidad domótica


Con el título "Humanidad domótica" os quiero adentrar en una noticia impactante sobre actualidad tecnológica. Un avance tecnológico que va a revolucionar el mercado a finales de este año o comienzos del próximo.

Se trata de las llamadas Google Glass. Como podéis imaginar, se trata de unas gafas futuristas que proporcionan servicios mientras nos encontramos por la calle y sin tener que perder visibilidad en tu camino -como pasa con los móviles o smartphones al agachar la cabeza- y, a la vez, tener las manos libres.

Disponen de micrófono, cámara, y -el dato más curioso- el sonido pasa a través de tu cráneo. Lo realmente revolucionario de esta tecnología es lo interiorizado que resulta en el usuario. Así, como los que estamos acostumbrados a llevar gafas no nos damos apenas cuenta de que las llevamos, estas gafas consiguen también este punto de naturalidad gracias a la posición de la pantalla y al método por el que se percibe el sonido. Además de esto, poseerán bluetooth y Wi-fi poniendo a nuestra disposición algunos privilegios que ofrece la red de internet. Así, no volveremos a perdernos ya gracias a estas gafas ya que podremos indicarles mediante la voz -método por el que se manejan- la ruta que queremos seguir. Igualmente, podemos realizar vídeos o fotos pero de una manera mucho más cómoda que nos facilitará captar situaciones que con un smartphone o móvil nos resultaría difícil.

Obviamente, en cuanto esto comience a circular por el mercado, iremos obteniendo mejoras en estas gafas pudiendo hacer cosas, con el tiempo, que hoy día son impensables. Se irán introduciendo aplicaciones que nos proporcionen mayor grado de satisfacción.

¿Problemas? Se ha estudiado el posible daño a los ojos que podrían causar dichas gafas. Tras varias hipótesis, se ha demostrado que, gracias al uso que tiene y a la posición en la que se encuentran, no serán dañinas para la vista. El otro problema importante es el coste inicial en el mercado, 1.500€ por lo potente de su naturalidad para el usuario y lo revolucionario que resulta. A muchos nos recuerda a un dispositivo que salía en la conocida serie Dragon Ball. De todas formas, como todo, el coste irá bajando con el paso de los años y se prevé que estas gafas desvaloren a las tablets y smartphones hasta tal punto que los usuarios acaben por abandonarlos. ¿Acaso no preferiríamos llamar mediante unas gafas cómodas y estéticas que mediante un móvil? Allá cada uno con su opinión...


7 comentarios:

  1. La verdad es que yo prefiero los móviles. Yo llevo gafas y a veces resulta incomodo andar con ellas todo el día. No comprendo cómo la gente va a aceptar llevar gafas tecnológicas aunque no las necesite realmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que también dependerá de cómo lleves tenerlas puestas. Yo, llevo gafas y, aunque es cierto que terminaré por utilizar lentillas o recurrir al láser, no es algo que me cause demasiada molestia.

      Como digo en el artículo, llevarán herramientas que atraiga a mucha gente. Y, como en todo, habrá otros muchos que les resulte pesado llevarlas. Los smartphones no gustan a todo el mundo pero la realidad es que han triunfado. Mucho me temo que, a no ser que salga otro tipo de avance que pueda convencer más -Apple está intentándolo con un reloj en vez de con gafas-, este tipo de gafas las veremos a menudo.

      Gracias por tus comentarios, María. Besos.

      Eliminar
  2. ¿Y los que ya llevamos gafas qué? Por eso y por el precio me parece algo que no va a llegar muy lejos y más en esta época de crisis. La idea está bien pero se la dejo mejor para Batman, Superman, etc.
    Patt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Patt! Supongo que se podrán adaptar aún teniendo gafas de ver. Y, si no, fijo que en poco tiempo lo consiguen. Una vez que estén en el mercado, irán evolucionando con mejoras. Respecto al precio, no tardará mucho en bajar. Los smartphones empezaron costando 600€ y, ahora un modelo que valdría eso, lo tienes por 250-300€. A mayor demanda, mayor número de unidades y menor coste por obtener mayores beneficios.
      Besos.

      Eliminar
  3. A mi, sinceramente, no me convencen. Me parece tan solo un pretexto para nabtenernos más vigilados aún. Con tan solo acceder a nuestro móvil u ordenador pueden saver todo sobre nosotros, mirar nuestras fotos, nuestras conversaciones y ya nos mandan suficientes mensahes subliminales. Imaginate llemando las gafas a todas partes. Un virus y todo al traste, seguramente 24 horas vigilado y publicidad a tutiplen. Yo pasaría de comprarme unas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que la tecnología siempre tiene sus riesgos pero creo que si todos las usan de forma responsable podrá ser un gadget muy exitoso y útil. Además, por lo que sé, se obtienen tras unas lecciones y un cuestionario serio y obligatorio formulado por la propia empresa creadora.

      Gracias por comentar, Naiara.

      Un saludo,
      Abel Jara Romero

      Eliminar
  4. Si se manejan mediante la voz en mi opinión es un inconveniente, pues lo que digas lo va a escuchar todo el mundo, te privarías de una libertad que posees escribiendo. Además del inconveniente del precio y de la estética en las personas pues no todo el mundo soporta llevar gafas y por eso aun teniendo problemas ópticos optan por lentillas u operaciones.
    Además me parece un poco extraño pues si vas "navegando" en internet con las gafas, vas a dejar de echar cuenta al camino y al recorrido aunque no tengas que agachar la cabeza, eso no sería un pretexto.
    Además, si el sonido llega directamente va a ser un poco raro pues no vas a poder separar realidad/ficción.
    En mi opinión, aunque tiene varias ventajas y es una idea futurista, me parece que no ha sido muy bien reflexionada.

    ResponderEliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...