Páginas

domingo, 17 de marzo de 2013

Cartas con esencia a ti

Aquí comienza una historia. Una historia de amor que se ve truncada, fundamentalmente, por la distancia. Nuestros protagonistas lucharán por estar juntos, pero no será fácil. Para conseguir centrarse en esa base que será cambiar sus vidas por estar eternamente unidos, tendrán que gastar mucha energía antes para lograr alcanzar retos personales y del entorno que los rodea y que, obviamente, de alguna manera u otra influyen en poder dar el paso a esa lucha necesaria.

Las peculiaridades de esta historia son, de momento, las siguientes:
- Se desarrollará mediante cartas entre nuestros protagonistas. Cartas que serán escritas, lógicamente, en primera persona.
- Además, no seré yo sólo el que realice la historia, sino que en el sendero de la misma me acompañará otra gran escritora novel consiguiendo así más dinamismo. Y es que, yo subiré a este blog las cartas del chico y ella subirá al suyo (Testamento de Papel) las cartas de la chica. Consiguiendo, también, una sensación de realismo.

Aquí comienza una historia que, sin duda, os sumergirá en una vivencia similar a la que tenga un amigo vuestro o, por qué no, vosotros mismos. ¡Qué la disfrutéis!

CARTA 1:

MJ, mi amor, desde que te conocí no he salido de este cobertizo. Bien sabes tú por qué, este extraño cobertizo me hace sentirme más cerca de ti o, quizá, más lejos de ella...

Desde que mi madre murió, mi estado anímico fue decayendo hasta el punto de que empezó a afectar a mi salud, percibiéndose sólo con mirarme. Me estaba quedando en los huesos, no comía. Pero desde que mi padre me obligó a hacer ese viaje a España y te cruzaste en mi camino, me ha vuelto el apetito. No te voy a mentir, hay días en los que me derrumbo y no como, pero son sólo días puntuales. 

El día que nos conocimos, durante el rato que estuvimos juntos, hiciste que me olvidara de todo lo malo que tengo aquí en Inglaterra. Mientras nos conocíamos y conectábamos nuestras almas, mi cerebro eliminó todo lo relacionado con mi madrastra y el dolor inmenso que supuso la pérdida de mi verdadera madre. Por eso, aquí, en este cobertizo que tanto odia la señora que tiene abducido a mi padre, al sentirme lejos y seguro de ella, también me siento cerca y protegido por ti. 

Recuerdo lo mucho que me ayudaste sin darte cuenta a regenerar mi interior, a valorarme más como hombre y como persona. Me transmitiste mucha seguridad que has adquirido desde tu infancia, tu autoadmiración muy acertada por esa belleza que posees, hizo que me replantease muchas cosas. Esto, combinado con el hecho de que te fijases en mí, tuvo como consecuencias el cuidarme más físicamente y cambiar radicalmente la forma de mirarme al espejo. Ahora no me veo vacío, cuando estoy frente al espejo, no veo simplemente un cuerpo deteriorado sin nada dentro, gracias a ti soy capaz de volver a sentirme lleno de vida, con sentimientos.

Y sí, es cierto que lo que pasó tras ese glorioso rato en el que paseando nos fuimos uniendo, influyó mucho en cambiar mis pensamientos. Hasta entonces, había pasado mucho tiempo sin sentirme deseado y tú me recordaste lo que era aquello. Intenté memorizar cada segundo contigo para retenerlo a mi vuelta aquí, y así está siendo, aún soy capaz de revivirlo si cierro los ojos.

Aunque hay algo que llevo dentro relacionado contigo que no me deja estar tranquilo del todo, una cosa que me reconcome. Algunas veces me viene a la cabeza el momento en el que te pregunté de broma que si tenías algo malo en tu vida, te lo pregunté porque me pareciste perfecta y mi mente tuvo el reflejo de pensar que todo lo de tu alrededor sería perfecto. Pero tu silencio me angustió, me agobió, y no por poder haber metido la pata -que también- sino por la rabia que se apoderó de mí por saber que a alguien tan increíble como tú también le ocurrían situaciones que no se merecía. 

El motivo por el que estoy intranquilo es porque ni siquiera sé qué es eso que te quita felicidad. Pero me he propuesto algo, sí, y juro cumplirlo. Primero seguiré salvando a mi persona y, cuando haya salido del todo de esto, iré a salvarte a ti. Porque ambos necesitamos ser felices, porque ambos nos lo merecemos, porque ambos lo seremos.

6 comentarios:

  1. Me ha encantado la carta y la verdad es que también la idea ^^
    Muy original =)
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Dulce. Esperamos que tenga buena acogida y logremos llegar a muchos lectores. Pondremos empeño, cariño y muchas ganas en que así sea. Además, me encanta tener un proyecto en conjunto con Lucy. Pronto veréis lo que le responde MJ a su chico...

      Un besito!

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho esta idea!!!
    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Esperamos que te guste lo que contiene dicha idea.
      Saludos :)

      Eliminar
  3. He leído las dos cartas.

    Puedo decir que es una de las historias más originales que he visto durante todo el tiempo que estado recorriendo estos lugares. Puede que suene raro, pero es así.

    De alguna manera puedo sentirme identificada con los sentimientos de angustia, confusión, ilusión y un nuevo amor, ya sea por la perdida o por el encuentro de los protagonistas. Siento que de verdad puede transmitir sentimientos verdaderos y eso es lo que más me gusta.

    Espero ver pronto algo más.

    Un beso

    Serela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Serela! Nos alegra que, estas dos primeras cartas, hayan producido esas sensaciones en ti.

      Uno de los objetivos es ese, que algunos de nuestros lectores se sienta identificado de alguna manera para que así podáis adentraros aún más en la historia a través de diversos sentimientos.

      Pronto habrá más.

      Un beso,

      Abel

      Eliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...