Páginas

lunes, 25 de marzo de 2013

Cartas con esencia a ti (II)

Sí, MJ, a veces siento que esa cámara fotográfica estaba predestinada a encontrarse con nosotros en el momento que nuestras presencias la hallaron. Para mí es como un tesoro, ¡qué digo!, para mí es como la alianza materializada en un objeto que, junto a este cobertizo en el que puedo casi rozarte, me confirma cada día que tú eres esa persona. Esa persona con la que debo pasar cada segundo de mi vida, por la que tengo obligación sentimental de luchar, cuidar y conservar. Gracias a que esa cámara fue perdida u olvidada en esa porción de hierba viva, puedo verte cada día y recomponerte a mi lado haciendo que salgas de las fotos pegadas a estas paredes mientras cierro los ojos.

Odio saber que tienes una situación compleja y que, de momento, no puedas librarte de ella. Ahora comprendo tu silencio cuando formulé aquella pregunta... Sólo déjame pedirte una cosa. Quiero ser tu cama a distancia. Ese trocito de colchón en el que nos tumbamos las personas cuando estamos tristes para que, entre lágrimas, conciliemos el sueño que nos aleja durante unas horas de la realidad. Por favor, no contengas tú sola un dolor o un sentimiento que te haga sufrir, compártelo conmigo. Todo lo que te preocupe, me preocupa.

Sobre lo de tu padre, qué decirte. Mientras él se protege en la bebida olvidando lo importante que es para tu madre, el mío prefiere crearse una película haciéndose creer que ella le quiere y dejándose consumir por esa auténtica malvada que es mi madrastra. Una pregunta -contéstame si quieres-, ¿cómo es tu padre en los momentos que está lejos del alcohol? Te lo digo porque puede que, en uno de esos momentos, -siempre que te encuentres con fuerzas- sea bueno que tú le hagas recordar lo vital que es para tu madre. Seguramente sea mucho más complicado que todo eso, yo sólo me limito a intentar darte ideas para mejorar tu estado anímico y, por supuesto, el de tu madre. Si de verdad está tan enamorada de tu padre como pareces transmitirme con tus palabras, fijo que de volverla a tratar como a una reina tu madre se recuperaba instantáneamente. Como digo, tu felicidad me es necesaria y sé que para tenerla debes saber que tu familia está bien. Sé que es lo que te destruye, saber que están mal. Pero te animo a que saques fuerzas internas y te alejes de la idea de que no puedes hacer nada. 

Respecto a esa enfermedad heredada que posees, quiero proponerte algo. Cada vez que sientas ganas de volver a crearte alguna de esas líneas en tu cuerpo provocadas por la desesperación y depresión, sólo piensa en mí. Mira nuestras fotos, haz como yo e intenta sentirme desde la distancia porque, probablemente, en ese mismo instante, yo esté necesitando sentirte también.

Y sí creo que seas fuerte, tu día a día luchando lo demuestra. Se me han erizado los pelos por el escalofrío que ha recorrido mi cuerpo al leer que hay posibilidades de que te vengas aquí. Seguro que estando en el mismo país, nuestra unión sería aún más fuerte y la lucha por estar juntos del todo sea haga más fácil.

Si hay algo que me gusta de ti más que tu belleza, es tu forma de pensar. Es cierto que, en nuestro encuentro, tu físico me llamó la atención. Eres realmente hermosa, lo sabes. Pero lo que te hace perfecta para mí es tu interior, tu fuerza. Sé que lograrás esos kilos que necesitas coger -seguro que en el tiempo que ha pasado desde que me escribiste, ya has conseguido ganar alguno-. Ojalá estuviese a tu lado para comer juntos, para que volvieses a escuchar mi risa, para poder volver a escuchar la tuya, para mirarnos a los ojos y transmitirnos con ellos lo que con palabras no se puede. Me apetece tanto darte un abrazo...

¿Sabes? Creo que eres lo único que tengo realmente en esta vida. Mi padre eligió a esa a sabiendas de que eso me demostraría lo poco que le importo. Como te dije, estuve sin comer durante un largo tiempo y mi padre no hizo lo suficiente para evitar que saliese de ese agujero. Si no hubiese sido por ti, hoy estaría un cuerpo muerto en este cobertizo por culpa de la falta de alimento.

Ella se está adjudicando todo lo que a mi familia tanto le costó ganar. Sobre todo a mi madre, ella era la que nos sacaba adelante. Mi padre siempre ha tenido un espíritu bastante dependiente, quizá por eso prefiera estar sufriendo engañándose creyendo que la que vive ahora con él le quiere que reaccionar mandándola bien lejos de aquí y quedarse solo conmigo ¿acaso a un padre no le vale con estar con su hijo? A veces, no entiendo su mente. Si ni siquiera se importa sí mismo no sé cómo me pregunto el por qué no le importo yo. Supongo que es porque en el fondo necesito el cariño y preocupación que no me está dando. 

En fin, paso de comerme la cabeza. Te tengo a ti, eres lo único que me importa. Lo único por lo que sigo con vida. Gracias por darme un motivo para seguir luchando.

Un beso enorme -donde tú quieras- (risas de esas que tanto anhelas acompañadas de un guiño).

2 comentarios:

  1. No se qué decir, estoy en parte decepcionada y en parte aliviada.
    Decepcionada por qué creo que no transmite ningún sentimiento, solo me da la impresión de que esta escrito en el papel y no demuestran todo lo que deberían mostrar, si de verdad se está enamorado.
    Por otra parte, estoy aliviada por que, pone cosas donde sí puede expresar lo que siente hacía ella, pero es complicado de describir. Por qué se preocupa por ella e intenta que no sufra ningún daño. Pero el echo de que me parece impersonal no se me quita de la cabeza.
    No se sí sabes a lo que me refiero, Abel.

    Yo creo que lo único que se consigue cuando se dice algo de... "estar ahí contigo para que escuches mi risa".
    Es en plan de decir, que hay distancia entre dos personas que se quieren, y te aseguro que la distancia es muy difícil. Solo el hecho de recalcar esa parte es para que comprendas que solo esa persona, que te extraña tanto, puede desear más que cualquier cosa el echo de poder escuchar tu risa. No se si me explico.

    Me suena mucho, muchísimo la ultima parte =D

    Espero que estés bien, - te dí un voto mejorable =( -.

    Serela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra leerte por aquí de nuevo. Gracias, quizá Byron no estaba en su mejor momento cuando escribió esta carta pero creo que, en el fondo, eso también le da a la historia una dosis de realismo ya que le puede pasar eso a cualquiera que esté pasando momentos complicados.

      Aún asi, es cierto que podría haberle puesto más sentimientos a esta segunda carta de Byron pero, bueno, no será la última que redactará para MJ y, casi seguro, que alguna de las siguientes te dan ese puntito que te ha faltado en esta. Sé perfectamente lo que me quieres transmitir y llevas razón. Eso es lo que me gusta de tus opiniones, que son sinceras y constructivas :)

      De qué te sonará esa última parte... ;)

      Será un voto mejorable muy bien recibido.

      Abel

      Eliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...