Páginas

domingo, 11 de diciembre de 2011

Noche en vela

Sí mis queridos lectores, son las 4:38 h. y yo sigo aquí despierto. Al parecer, hoy la noche quiere que le acompañe en este largo viaje oscuro en el que los minutos pasan muy despacio.


No sé cuando abandonaré este pesado viaje y entraré en el viaje creado por mí, mis sueños. Pero espero que cuando logre conciliar el sueño, la noche agradezca mi compañía concediéndome un hermoso sueño del que no quiera despertar.


De momento, toca seguir despierto, toca acompañar al silencio que solo la noche ofrece. Por suerte, como herramienta de distracción me acompaña en este viaje la escritura como si se tratase del típico mp4 o ipad que te acompaña en el coche mientras vas de viaje hacia algún punto del planeta.

Pronto serán las cinco de la madrugada y yo seguiré aquí despierto, al paso que voy, me veo agarrándome de la mano del amanecer. Espero no haberme convertido en vampiro y ser este el motivo por el que el sueño no me posee. Ahora que si me hubiese convertido, la idea de agarrarme a la mano del amanecer no me gusta demasiado. En cualquier caso, de esto ser así, lo miraría por el lado positivo como hago con todo y me animaría a hacerle la competencia a Crepúsculo, produciendo mi propia película de vampiros en la que pudiese elegir a mi Bella o como quiera que se llame la protagonista.


Creo que estoy empezando a soñar despierto y a narraros mi sueño. Vaya sueño... Puestos a soñar, ¿por qué no soñar algo más interesante? Quizás mi subconsciente prefiera que mis verdaderos sueños no sean narrados, quizás mi subconsciente prefiera que esos sueños se queden albergados únicamente en mi cabeza.

Espero, al menos, que muchos de los que me leéis estéis teniendo un sueño hermoso que os haga dormir "a pata suelta". Que todas las horas que estoy perdiendo yo, las estéis descansando vosotros. No sé cuando lograré dormir pero, conociéndome, sé que como no lo haga antes de que sea de día ya no dormiré hasta que la próxima noche haga desaparecer al sol.


Por último, desearos que nunca paséis una noche completa en vela. Que como el sentir la sábana y el edredón encima de uno mientras se tiene los ojos cerrados, no hay nada.

1 comentario:

  1. ¡Me encanta! ¡Yo justo hoy tambien he pasado la noche en vela, desde las 5 a.m. de la mañana! ¡Ho, ho, ho! ¡Que sueño tengo ahora! Miles de besitos desde:
    http://www.quieresentrarenmidiario.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...