Páginas

lunes, 3 de octubre de 2011

El valor de los recuerdos

Hay una cosa del ser humano que posee más valor e importancia de la que le damos habitualmente, los recuerdos. Un recuerdo agradable puede hacernos sentir muy bien e incluso que en ese momento sintamos tranquilidad interior. Un recuerdo amargo puede conseguir que estemos alerta de que no se vuelva a dar una situación similar, es más, si ese mal recuerdo se trata de un error de uno mismo nos servirá para evitar el volver a cometer dicho error.

Pero para mí, lo bueno de poder recordar, es cuando se te queda en la mente una imagen exacta de las caras de esas personas que tanto te agrada recordar. Cuando estás con alguien toda la tarde y llega la hora de marcharse y piensas que te encantaría seguir disfrutando de su compañía muchísimo tiempo más, es agradable poder quedarte con su imagen en tu cabeza y planear lo que haréis el próximo día. O cuando te tiras mucho tiempo sin ver a alguien, es fantástico poder recordar esas expresiones que tanto te gustaban ver cada vez que su rostro las hacía. Y no solo puedes recordar su imagen como si tuvieses a esa persona enfrente de ti en el momento de recordarla, sino que también puedes llegar a casi percibir el olor de su esencia corporal que recibías cuando estabas cerca de esa persona.


Ahora que lo superior de recordar es poder llevar en vida a las personas que ya han muerto. Porque las personas no mueren del todo hasta que no se las olvida. Para mí, por ejemplo, mi abuelo no habrá muerto del todo hasta que yo deje de recordarlo, cosa que no haré hasta que me muera y si después de muerto se puede seguir guardando recuerdos de alguna manera, tengo claro que le seguiré recordando. El pasado veintitrés de septiembre fue su cumpleaños, cumpliría y para mí cumplió en mis recuerdos sus setenta y cuatro años. Cada día que pase seguirá estando vivo para mí porque aunque no le tengo físicamente, le tengo dentro de mí y con tan solo soñar con él sabré que él también quiere que le siga recordando.

3 comentarios:

  1. Oh, Dios. Tu entrada ha sido magnifica. La primera parte es sin duda completamente cierta. La segunda, donde nos hablas de las personas que han partido de este mundo terrenal, es mucho más espectacular. Te lo digo porque el pasado veinte de Septiembre perdí a mi querido Tío, su recuerdo aun vive en mi, asi que como tu has dicho con tu abuelo, él vive. Es increible que aun puedan gozar de la vida através de nosotros y nuestros hermosos recuerdos.

    ResponderEliminar
  2. Tienes un premio! :D
    http://lavidacontigoesmuchomejor.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Me encanta! Tu blog es precioso! Ya soy nueva seguidora! Pasate por: http://www.quieresentrarenmidiario.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...