Páginas

domingo, 31 de julio de 2011

La mar

El mar, el océano, esa gran masa de agua, la gran tranquilidad de muchos y el gran miedo de otros... Hay muchas maneras para referirse a esa cantidad de agua que no alcanzamos a ver en su totalidad cuando estamos cerca de ella.
Yo llevo unos cuantos años sin percibir ese olor a fragancia única e inconfundible, sin sentir ese pegajoso tacto de esa estupenda brisa, sin ver esas olas que vienen y van como si de la mayor fuerza del mundo se tratara, sin oír ese sonido hermoso y que tanta paz me transmite, sin saborear esa sensación de libertad que tanto necesito...

Y es que la mar, es bella y guarda grandes secretos en su interior. La mar es una de esas cosas únicas que puede ser tu mayor aliada en unas ocasiones y tu mayor enemiga en otras. La mar la podría comparar con el equilibrio entre el bien y el mal. Cuando está en calma, tranquila, serena... podría ser el bien, esa parte pacífica que tiene la naturaleza. Pero cuando la naturaleza se enfurece es cuando se produce el mal del océano, una gran masa de agua que puede arrasar todo a su paso...
Yo, como siempre, me quedo con lo bueno. Esa tranquilidad, esa paz, ese bienestar, esa armonía, esa belleza que tiene cuando se empareja con el deslumbrante sol... Por eso, estoy deseando poder ir dentro de pocos años, ojalá el que viene... Pero soy paciente, sé que la mar está ahí, es algo inamovible. Sé que es fiel y estará siempre esperándome e incluso puede que algún día sea ella, la mar, la que venga hacia mí. Espero que no, espero que sea ella la que me espere y yo el que vaya hacia ella porque de lo contrario tendrá que romper muchos corazones para llegar al lugar donde me encuentro.


2 comentarios:

  1. Hoooola Abel, qué tal estás? La verdad que sí hacía tiempo que no me pasaba por tu blog^^
    Esta entrada me gusta bastante, pero la verdad es la primera que leo desde hace tiempo (ahora seguiré leyendo:3). La verdad, me has dejado con muchas ganas de ir a la playa, lo has descrito de una manera que casi me hace añorarla cuando normalmente me es indiferente.
    Enhorabuena^^
    Y por cierto, es que vives tan lejos del mar? En todo caso espero que puedas pegarte un buen baño pronto:)
    Un beso, Lucía(:

    ResponderEliminar
  2. El mar tiene un encanto particular y se lo puede disfrutar de muchas manera. Interesante reflexión. Abrazos.

    ResponderEliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...