Páginas

miércoles, 1 de junio de 2011

Una vida sobre ruedas (6ªparte)

Aquí estoy de nuevo queridos lectores. He de decir que me está gustando y enorgulleciendo que a tanta gente le interese lo que escribo. Este es el gran motivo por el que cada vez estoy más seguro de que seguiré con este blog durante mucho tiempo. A parte de que, lógicamente, me apasiona escribir y me hace sentir mucho mejor ya que me tranquiliza y me aparta durante esos momentos de pensar en la vida que tengo día a día. Es contradictorio ahora que lo pienso porque de lo que hablo es de mi vida y, sin embargo, mientras plasmo cosas de mi vida es cuando más me aparto de ella para sentirme bien. Pero bueno así es la vida, contradictoria. Así que empecemos con esta sexta entrega. Como siempre... desde donde lo dejé.

Pasaban los años desde que realicé mis dos primeras comuniones y yo me refugiaba en mí mismo escuchando música (otras de mis grandes pasiones),sobretodo las canciones de Estopa que me aportaban energía, especialmente la titulada “Como Camarón” que me acompañó en momentos muy difíciles como aquel año en el que tuve que ingresar por sufrir un ataque de convulsiones. 


Lógicamente, saldría de esa después de sobrevivir a una muerte segura con apenas meses de vida en la que los médicos me dieron horas de vida y a lo que acabaron llamando milagro al ver mi recuperación. Pero de este tema ya he hablado en la entrada dedicada a mi madre y titulada Te quiero y quien la haya leído se acordará, así que no me repetiré. 


Lo que está claro es que siempre he sacado lo mejor de cada momento malo de mi vida y si algo me decían los médicos y las enfermeras es que nunca habían visto a un niño tan alegre aún estando grave de salud. Pero es que mi teoría siempre ha sido: “si estas mal, y encima te deprimes y no sacas una sonrisa, entonces no saldrás de esa.




Aquí os dejo una prueba de que siempre me quedo con lo bueno de los malos momentos. Una foto en la que aún con cuarenta grados de fiebre conservo mi sonrisa. Además me gusta mucho esta foto porque es de las últimas que poseo de la etapa en la que yo estaba hecho todo un ricitos. Y con un gran jugador, el retirado Ronaldo.
                            

2 comentarios:

  1. Sinceramente te admiro,ya no como te expresas sino como desmuestras todo lo que sientes y como eres. Eres una persona fuerte y con las ideas algo claras. Tu situacion es algo complicada y mas le gustaria a muchos tener la fuerza y la mentalidad tuya =) Tu familia debe estar super orgulloso de ti!
    Animo sigue asi.No dejes de sorprenderme.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Te aplaudo por tu manera de ser por tu coraje y por tu afán de superación, por poder seguir adelante y por vivir, por ello me quito el sombrero...

    ResponderEliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...