Páginas

jueves, 9 de junio de 2011

¡Hijos de la gran puta!

Un título duro, sí, pero me quedo corto al referirme a los monstruos de los que voy a hablar.

Hace una semana estaba viendo las noticias mientras comía y vi algo terrible, espeluznante, escalofriante, aterrador... No tengo la palabra exacta. Lo único que sé es que cuando lo vi, sentí algo por dentro que me producía asco y rabia a la vez hacía esos monstruos a los que algunos seguirán llamando personas. ¿Qué quienes eran esas "personas"?¿Qué cual era la noticia?

Esos engendros eran los encargados de cuidar a niños menores con una enfermedad llamada autismo. Los autistas tiene problemas psíquicos y sociales. También pueden presentar problemas en algunas de sus extremidades. Pues bien, esta gentuza encargada de cuidarlos hacía todo lo contrario, los maltrataban y torturaban. Esto no es sólo grave por el hecho sino que se agrava porque se produce todo lo contrario a lo que esos niños necesitan, cosa que les hace empeorar y que les marcará de por vida.

Hablamos de enfermos pero los que hicieron eso están más enfermos aún que los propios autistas porque hay que estar muy enfermo para hacer una cosa así. Aprovecharse de niños indefensos. Hacerle cosas tan duras como pisarles las manos, retorcerles un brazo, tirarse encima suya, apalearlos o tirarles agua por encima para ahogarlos. Como se puede tener la sangre fría de hacer tales cosas.

Cuando lo veía, me parecía una película de terror pero de saber que era real y que esos niños habían pasado eso pensé: "dos tiros en la cabeza y me quedo tan ancho". Y es que me indigna enormemente. Algunos niños cuando veían a sus padres se lo comentaban pero éstos no les creían creyendo que era una excusa del hijo para no volver a ir. Y es que, ¿cómo vas a imaginarte que en el centro donde dejas a tu hijo para que tenga mejor calidad de vida se esté produciendo un maltrato constante llevado al límite de la tortura? No puedo imaginar el sufrimiento de los padres al ver la realidad de ese centro. El dolor en el rostro de sus hijos. La indiferencia de aquellos malos seres al provocar tanto dolor e incluso el disfrute de hacer tal cosa.

El director del centro despidió a catorce empleados de los que cuatro fueron encarcelados por abusos, maltratos y torturas a menores de edad con agravante de la situación de dichos niños. Sinceramente, yo no podría tener un lugar abierto donde han sucedido esas tragedias. Simplemente, no podría dormir sabiendo el recuerdo que les traería a los niños esas paredes. Porque esa es otra, ¿qué tipo de pruebas se les realizaron a esos indeseables para que fuesen aceptados a cobrar ese dinero por cuidar a esos niños especiales?

Es increíble el dolor que pasarán toda su vida esos niños al recordar esos momentos. Ojalá esos asquerosos humanos algún día reciban el mismo sufrimiento que recibieron esos niños gracias a ellos. Gracias al periodista que se infiltró en ese centro se destapó todo sino, ahora mismo, esos niños seguirían siendo torturados. Para mí el hombre ese se merece un premio social por ser tan valiente de infiltrar una cámara y conseguir que se dejase de abusar de esos pobres niños indefensos.


4 comentarios:

  1. horrible!!!
    como tu dices, estas personas que maltrataban a los niños son lo enfermos realmente.. deberian encerrarlos a todos, hasta al director.. ya que es obio que sabia tambien.

    en fin, creo que todo lo que se da, se devuelve y el doble..

    saludos :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué fuerte!, ¡qué crueldad!.
    Este caso lo destapó una cámara oculta, pero, ¿cuanto más habrá?.
    En este momento tengo el corazón encogido.

    ResponderEliminar
  3. He intentado leer tu entrada pero no puedo.
    Cuando he leido que le pisaban las manos, les pegaban... he parado, lo siento, pero me da mucho no se como llamarlo tener que leer esto y encima en el siglo en el que estamos.
    Me parece muy fuerte tener que estar oyendo cosas asi todos los dias, y las que ni siquiera aparecen
    ¡Ni que estuvieramos en la epoca de las cavernas joder!
    Sin palabras

    ResponderEliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...