Páginas

domingo, 1 de mayo de 2011

Amor de madre

Es el momento de hablar de alguien muy especial en mi vida. Es una mujer, la mujer más maravillosa que tengo en mi vida. Gracias a ella estoy aquí y gracias a ella seguiré estando aquí. Muchas veces me pongo a pensar y reflexiono sobre qué habría pasado si ese pedazo de mujer no hubiese estado, si no estuviese ahora mismo y si no fuese a estar mañana en mi vida. ¿Qué hubiese hecho yo sin ti? La respuesta es NADA.

Si, tú eres esa gran mujer MAMÁ. He pensado y pensado en qué podría regalarte para este día de la madre. Podría regalarte cualquier cosa, pero no, esta vez me apetecía regalarte algo especial, algo que permanezca en tu mente por siempre. Sé que no puedo hacer que tengas el regalo más maravilloso, el que tú me diste y el que a ti te dio la abuela (FELIZ DÍA DE LA MADRE A TI TAMBIÉN ABUELA), la vida y esos nueve estupendos meses en los que madre e hijo/a están fusionados en una misma persona y en los que uno depende del otro. Como no puedo realizarte ese pedazo de regalo, quiero regalarte precisamente esto, porque sé que esto te hará muy feliz. Un regalo haciendo lo que mejor sé hacer, escribir.

Y es que, después de todas las fases por las que he pasado contigo no es para menos. Tú me diste la vida y yo estoy agradecido por ello, aunque muchas veces salga de mi boca la frase "que asco de vida" e incluso te haya dicho alguna vez que para qué me diste la vida, en verdad y analizando todo estoy grandiosamente agradecido por la vida que me has dado. Porque tengo la suerte de vivir sentimientos, situaciones, observaciones, actitudes... que nadie ha vivido. Soy incapaz de realizar muchas cosas, sí, pero también soy capaz de hacer grandes cosas y poseo grandes virtudes que poca gente posee. Y todo gracias a ti, gracias a que me diste la vida. Porque si no me hubieses dado la vida no hubiese podido desarrollar estas virtudes.

Tú eres la única que en verdad has estado ahí siempre, la única. Siempre que necesitaba que me llevaras por el buen camino cuando cogía el camino equivocado. Siempre que la vida me daba una alegría ahí estabas tú para alegrarte conmigo. Siempre que me has tenido que cuidar, una y otra vez en los hospitales, en casa, cada día de tu vida desde que me la diste a mi. Siempre me acuerdo de aquella anécdota que me contaste una vez y que recordaré eternamente. Esa anécdota que permanecerá eternamente dentro de mí y que para mí será mucho más que una anécdota. Me conmueve mucho que aún diciéndote los médicos, cuando yo apenas era un bebé, que me quedaban solamente horas de vida, tú no te dieses por vencida y estuvieses dándome en cada momento golpecitos en el pecho con la mano hueca tal y como te enseñaron los fisioterapeutas, día y noche sin descansar, sin dormir. También se produce algo extraño pero bonito dentro de mí cuando me acuerdo de que me dijiste que yo empecé a mejorar y que los médicos decían que era imposible, que no era medicinalmente posible el poder vivirse lo que estaba ocurriendo, mi recuperación. Nadie se lo explicaba, ni tú, ni papá, ni los médicos... Pero cuando tú me lo contaste sentí dentro de mí que yo si sabía el por qué de mi recuperación, tú. Seguramente tú nunca te lo has planteado, pero el que estuvieses cada minuto de cada hora de cada día, yo siento que fue el motivo por el que yo sigo aquí. Sabes que no creo en los milagros por lo que veo mucho más posible que tú fueses el motivo de mi recuperación que que fuese lo que denominaron milagro. Para mí tú eres mi milagro, así lo siento.

Muchas veces, me dices que te sientes sola, que necesitas más cariño y ahora mismo estoy pasando por una etapa que ciertamente no soy como siempre he sido de cariñoso, por situaciones, por lo que recibo de la gente... Sabes que yo no cambio lo que soy y que nunca lo haré y que dentro de mí sigo siendo tan cariñoso como siempre pero también sabes que siempre doy lo que recibo y últimamente no es que reciba mucho, posiblemente por la edad en la que estoy y que la gente que me rodea no esté en la edad de ser cariñosos pero aún así sigo demostrándote mi cariño a mi manera.

SIEMPRE ESTARÉ AHÍ PORQUE TÚ LO HAS ESTADO PARA MI DURANTE ESTOS 18, CASI 19 AÑOS. GRACIAS MAMÁ.



5 comentarios:

  1. Que bellas palabras le regalas a la mujer, esa esmerada y buena, la mujer madre, la mujer abuela , la mujer hermana. Te felicito por que a tu corta edad sabes reconocer abiertamente el amor por tu madre. A ella felicitaciones por tener un hijo como tu.
    Gracias por haber ido a leer mis letras y seguirne, yo te sigo de mil amores.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ooooh :) que bonito! jo espro que tu madre haya leído esto por que seguro que se siente super orgullosa enserio!
    Precioso blog y muy buenas entradas, te sigo :)
    Un besazoo! y me pasaré de vez en cuando por aquí aunque no firme .
    Un besito"

    ResponderEliminar
  3. Gracias por visitar mi casa y dejar tus comentarios. Volveré. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Qué bonitas palabras. Aunque pases por un momento de bajón, no dejes de ser tú mismo, esa abrazo, esa caricia que añora tu madre puede que tú también la necesites y no te des cuenta. Mucho ánimo, sigue luchando :)

    ResponderEliminar
  5. Tienes un tesoro en casa, cuídala y quiérala siempre... Aunque no te salga ser cariñoso por las circunstancias, mi consejo es que lo seas, porque por mala suerte las madres no son para siempre, y llega un momento en el que se marchan y nos damos cuenta que no fuimos los mejores hijos... Por eso yo te aconsejo que aunque tengas que hacer el esfuerzo a veces seas cariñoso...
    Tiene una mujer fuerte como pocas quedan en esta sociedad en tu vida, y para mayor suerte es tu madre...
    Me encanta que sacase coraje y fuerzas para seguir adelante aunque los médico no fueran optimistas, me encanta que actuase así, me encanta que hables así de ella porque demuestras que la valoras y que te quiero, que aún quedan esas madres que lo dan todo por sus hijos y más..
    Además a nivel individual me gustaría pedirte que le des las gracias a tu madre por hacer lo que hizo, por hacer lo que hace, por estar contigo, por no dejarte solo e impedir que te derrumbes, porque sino fuese por ese pedazo de madre que tienes no estarías aquí y yo no tendría la suerte de haberte conocido. Y dale mis felicitaciones por ser capaz de educar a un hijo con los valores, la moral y los pensamientos que tienes, no es fácil eso hoy en día en nuestra sociedad.

    Con amor, muchos besos.

    ResponderEliminar

Sentimentaloides, vuestra opinión me es muy importante. ¡Comentad! Todos serán respondidos.
Gracias por las críticas constructivas que me escribáis y, también, por vuestras palabras positivas. Eso sí, por favor, hacedlo con respeto hacia mí y hacia otros lectores.

No spam. Si tenéis blog, intentaré pasarme pinchando en vuestro nombre. Si me gusta, lo añadiré a mi blogroll para tener un acceso directo y ayudaros, de paso, a conseguir que alguno de mis lectores se convierta también en vuestro.

Gracias,
Abel Jara Romero

PODER NO DEPENDE DE NUESTRA CONDICIÓN FÍSICA O DE LO QUE NOS RODEA, PODER DEPENDE DE LA DISPOSICIÓN INTERNA DE CADA UNO. Y YO, ¡PUEDO!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...